07 febrero 2019

Nadie se salva solo: solidaridad con Susana, compañera despedida de Duro Felguera





Nadie se salva solo: solidaridad con Susana, compañera despedida de Duro Felguera
Hoy hemos estado en los juzgados de Gijón acompañando a la compañera Susana, despedida de Duro Felguera por defender los derechos de sus compañeros.
Que la verdad y la justicia de la lucha de Susana se impongan frente a las mentiras de la dirección de DF y sus cómplices sindicales de CCOO y UGT.
Duro solución, Susana readmisión!
Que viva la lucha de la clase obrera!
7 de febrero de 2019
P.D.: como hemos comentado anteriormente, el Sindicato Amarillo STC pretende desprestigiarnos por nuestra presencia solidaria en conflictos de otras empresas.
Particularmente patético resulta el caso de uno de los jefecillos de este sindicato en el comité ilegítimo y fraudulento de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP que, por la mañana en Liberbank practica este discurso egoísta, insolidario y reaccionario mientras por la tarde entona (o desentona), puño en alto, la Internacional, después de haber sido cómplice activo de la dirección en la privatización de Cajastur, los sucesivos ERES fraudulentos y el pucherazo electoral de Servicios Centrales.
Vano intento de desprestigiarnos por actividades de las que, por muchos motivos, nos sentimos orgullosos.
Rebuznan, luego cabalgamos y, por mucho que les duela, seguimos en la pelea

31 enero 2019

Fusión con Unicaja: No sobramos trabajadores, sobran los malos gestores


Fusión con Unicaja: No sobramos trabajadores, sobran los malos gestores

De los creadores de “¿Fusión con Unicaja? Sólo somos buenos amigos” (desenfadada comedieta de amor financiero), “Con amenazas de despido se negocia mejor” (cine gore de bajo presupuesto) y “Al trabajador, al cliente y al gorrión, perdigón” (documental cinegético rodado en escenarios reales) llega “Sin solapamiento, sobra el 30%” (distopía futurista protagonizada por altos ejecutivos bancarios transformados en zombis caníbales que se alimentan de trabajadores despedidos)


 




Hoy, haciendo amigos en Escandalera

Mientras la dirección se niega a informar a los trabajadores acerca del estado real del proceso de fusión con Unicaja, desde ambas entidades continúan filtrando a la prensa noticias interesadas en las que en lo único que están de acuerdo es en que sobramos un número de trabajadores que fluctúa entre la cifra genérica de 3.000 hasta la publicada recientemente en base a un informe de Kepler Cheuvreux (sean estos personajes quienes sean en ese espeso mundo de quienes viven de las desgracias, los despidos y los recortes ajenos) que, con un nivel de detalle alarmante, cifra los recortes vinculados a la fusión en el despido de 2.452 empleados y el cierre de 42 sucursales.

Obviamente, aunque renunciamos a aplicar la lógica de la gente normal a las elucubraciones mentales de las cúpulas directivas de los bancos, el que se publique esa cifra tan exacta de supuestos excedentes y de cierre de sucursales, parece indicar que lo que se pretende es dejar claro que ya están evaluados quiénes sobramos y dónde sobramos (según ellos, claro está. En nuestra humilde opinión, quienes viene sobrando hace demasiados años son los directivos que nos han llevado de recorte en recorte para encubrir su nefasta gestión, primero con la disculpa de la crisis y ahora con la disculpa de la fusión).

Estos maquiavelos de medio pelo quieren, además de añadir nueva presión y nueva fuerza a su política de continuas amenazas de despido, hacernos caer en la actitud egoísta e insolidaria de esperar a ver si hay suerte (sic) y los ajustes se ceban en otros y no nos afectan a nosotros.

En el caso de la CSI, como era de esperar, seguimos manteniendo nuestra clásica (y nada original, es lo que siempre hizo el sindicalismo de clase) estrategia de denunciar los atropellos contra los trabajadores y pelear contra los recortes y los despidos considerando que cuando pretenden despedir a cualquier compañero eso nos afecta a todos y debemos pelearlo entre todos.

Hoy, coincidiendo con la presentación de resultados de la entidad (esa obra maestra de la ingeniería contable tan falsa y tan ajustada a los intereses de la dirección como los resultados del resto de las entidades bancarias) los delegados de la CSI en Cajastur/Liberbank hemos protestado en la Escandalera contra estos anuncios de ajustes y despidos vinculados al proceso de fusión con Unicaja.

A seguir en la pelea.

Solos o en compañía de otros.

Por la cuenta que nos trae a todos.

Que viva la lucha de la clase obrera!

31 de enero de 2018

P.D.: No podemos caer en la tentación de creer que, en lugares donde existe una lógica preocupación sobre las noticias acerca de posibles recortes de personal derivados de la fusión, como pueden ser los Servicios Centrales de Asturias, organizaciones como el Sindicato Amarillo STC que, gracias al pucherazo cocinado en connivencia con la dirección, controla el 100% del comité fraudulento elegido con el record de abstención (60%) no han cumplido con su obligación de informar a los compañeros a los que supuestamente representan de su opinión (si la tuvieran o tuviesen) acerca de estos aciagos planes de futuro.

Muy al contrario.

En las últimas fechas, los trabajadores de Servicios Centrales y Oviedo OP han tenido el privilegio de recibir la visita de algún delegado del Sindicato Amarillo STC.

Y no solamente una vez.

Dos veces, para ser exactos.

Una vez, para vender lotería de Navidad y otra, para vender lotería del Niño.

Así, tal cual.

A ti, qué te parece?

Imagínate a nosotros.

30 enero 2019

Más amenazas (qué personajes más cansinos)



Ante las múltiples consultas acerca de las amenazas derivadas de los ppcs, remitimos la circular que publicamos en su momento acerca de este asunto.
 
Denuncia Inspección de Trabajo

 Utilización de los objetivos de ventas como (otra más) herramienta de presión

En su momento, ante la implantación unilateral por parte de la dirección de unos objetivos de ventas de productos a todos y cada uno de los trabajadores de oficinas y su utilización por parte de algunos directivos (directores territoriales y jefes de zona, principalmente) como un método más de añadir presión y stress a nuestra situación laboral, que, gracias al desastre de la nefasta gestión del equipo directivo, ya reúne las suficientes condiciones para convertir nuestro trabajo en un infierno diario sin falta de estas nuevas iniciativas, la CSI presentó la correspondiente denuncia en Inspección de Trabajo.

Esta denuncia se basa en que la pretensión de utilizar este sistema de objetivos para deteriorar aún más nuestra situación laboral constituiría, a nuestro entender, una modificación sustancial de condiciones de trabajo que, por su propia definición, no puede ser implantada unilateralmente por la dirección. 

Como suele suceder en estos casos, cuando los directivos de Liberbank comparecieron ante la Inspección con motivo de nuestra denuncia, su versión de los hechos difiere bastante de la que manifiestan los directores Territoriales y los Jefes de Zona.

“Con fecha 24 de noviembre compareció en las oficinas de la Inspección de Trabajo la Directora de Gestión de Recursos Humanos de Liberbank aportando la documentación que justifica que desde hace muchos años (antes en la entidad Cajastur) ya existían retribuciones variables vinculadas a consecución de objetivos. Además, se aporta una carta del Director de Relaciones Laborales en la que se indica que tan sólo se han realizado una adecuación de la periodicidad de los objetivos a algunos gestores respecto a los que ya tenían establecidos estos parámetros”

En esas fechas, la dirección, para reforzar la idea de que lo que se pretende no es tener un garrote más grande para golpearnos, estresarnos, dividirnos y tenernos más atemorizados aún, publica la chiripitiflaútica noticia de que va a repartir la astronómica cifra de 1,5 millones de euros entre todos los participantes forzosos en esta nueva ocurrencia de nuestros directivos (la versión modernista de la viejuna y casposa estrategia del palo y la zanahoria, con un palo enorme y una raquítica zanahoria que además pagamos los apaleados). 

Increíble pero cierto: nos deben 70 millones de euros del primer ERE fraudulento, nos descuentan 100 millones de euros al año con el segundo ERE fraudulento y quieren que compitamos entre nosotros a ver quién enjareta (vender es otra cosa, no esto que quieren que hagamos) más productos a nuestros clientes a cambio de esta penosa limosna. ¿Se creerán que los trabajadores somos tan estúpidos como ellos se imaginan? 

Una vez escuchado tanto a los directivos de Liberbank como a la CSI, la Inspección resuelve que “…dado que efectivamente la empresa reconoce que se implanta un nuevo sistema de objetivos para algunos gestores se le advierte que si ello llegara a suponer cambios en el sistema retributivo de manera negativa se entiende que estamos ante una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y por lo tanto deberá seguirse el procedimiento previsto en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.”

Seguiremos informando.

2 de marzo de 2017

P.D.: como última (hasta ahora) ocurrencia, por parte de algunos directivos se está dando a conocer el ranking de ventas donde figuramos, con nombres y apellidos y ventas efectuadas, todos los trabajadores incluidos en dicha lista, con una clara intención de presionarnos para que peleemos entre nosotros por no ocupar los puestos de cola. Ante este nuevo atropello, desde la CSI hemos presentado la pertinente denuncia a la Agencia de Protección de Datos, que detallaremos en próxima circular.

A seguir en la pelea.

Por la cuenta que nos trae a todos.