14 junio 2018

Reunión en Madrid: la maloliente maniobra de la dirección consigue el apoyo de UGT y CSIF

Reunión en Madrid: la maloliente maniobra de la dirección  consigue el apoyo de UGT y CSIF

Como informamos en su momento, esta última iniciativa de la dirección basada, según ellos (por favor, no devolver sobre el móvil o sobre el ordenador) en su deseo de compensar a los trabajadores en activo que por diferentes motivos (¿diferentes motivos? ¿hay algún motivo ademàs del miedo, las amenazas y las coacciones? No lo conocemos) no van a reclamar individualmente la devolución de lo ilegalmente descontado con el primer ERE fraudulento anulado gracias a las demandas de CSI.

Si en la primera reunión la dirección nos pedía a los sindicatos “apoyo moral” para una medida (el establecimiento de un complemento cuya suma a lo largo de la vida laboral restante y sin reconocer la deuda derivada del ERE anulado supusiese una cantidad ofertada por la empresa a cada trabajador de forma individual sin que necesariamente tenga que equivaler a lo descontado ilegalmente en el segundo semestre de 2013) que puede poner en pràctica sin ninguna necesidad de firma sindical, hoy las cosas han cambiado y, tras manifestar que esperaba que los sindicatos que apoyasen esta iniciativa, por coherencia, no siguieran impulsando las demandas individuales (quiera esto decir lo que quiera decir), también afirmó que querían “un acuerdo de eficacia limitada con la firma de una mayoría sindical”, figura contradictoria en sus términos que no existe en el ordenamiento laboral y que da idea del nivel de rigor con el que se gestiona nuestra entidad.

Como también informamos, en esta ocasiòn le correspondía a UGT ejercer el papel de sindicato responsable, riguroso y trabajador (cualquier parecido con la realidad, obviamente, es pura coincidencia) mediante el tradicional y un tanto cansino procedimiento de presentar sesudas alternativas que previamente les proporciona la propia dirección para representar el ameno espectáculo de la dura negociación con propuestas, contrapropuestas, recesos y amagos varios que acaba, indefectiblemente, con la firma de lo que la dirección quiere que se firme.

La reunión de hoy comenzó, al igual que la del lunes, a las 12,20, con veinte minutos de retraso porque tuvimos que esperar en ambas ocasiones a los representantes de STC-CIC y de la candidatura independiente de servicios centrales y Oviedo OP que venían desde Asturias (como nosotros, pero con mucha más calma).

Después de toda la comedieta habitual, a las 18,20 la empresa se quedó a solas con los sindicatos que avalaron esta oscura maniobra para redactar un acuerdo mediante el que una dirección condenada por la estafa del primer ERE fraudulento, apoyada por un sindicato condenado por la misma estafa (UGT) y otro sindicato que no hizo nada para conseguir que se anulase esa estafa (CSIF) pretenden presentarse como adalides y defensores de una parte de los estafados, en base a la supuesta buena voluntad de esa misma dirección que nos sigue estafando con el actual ERE fraudulento firmado por sus cómplices sindicales y desarrolla una política de personal basada en el miedo, la amenaza y la falta de respeto a nuestra dignidad profesional y personal.

A ti, qué te parece?

Imagínate a nosotros, que llevamos años peleando contra estos personajes

A la hora en que la dirección, UGT y CSIF quisieron quedarse a solas en la intimidad y nos pidieron que abandonáramos la sala de reuniones, el acuerdo tenía estas características:

Plazo máximo de pago de esa cantidad que la empresa comunicará a cada trabajador en activo, sin reconocer ninguna deuda por el ERE anulado: 9 años, sin superar los 63 años. Trabajadores con menos de 54 años: 9 años.

Un día de vacaciones màs al año durante ese periodo.

2 días de permiso con descuento del 70% del salario.

Incremento inicial de un 5% de la cantidad señalada por la empresa con revalorizaciòn del 1,5% anual.

No entregarán las nóminas del 2013 porque, como dijimos, no reconocen deuda alguna.

En caso de fallecimiento no abonarán a los herederos ningún remanente restante porque no se trata de una deuda, sino de un complemento.

Este complemento no se verá afectado por el ERE actual pero no hay garantías para futuros ERES o recortes salariales.

El nombre del complemento, por imposición de la empresa, ha de ser forzosamente complemento de productividad, aunque según ellos, no irá ligado al cumplimiento de objetivos.(??)

No se hará extensible esta oferta a los trabajadores en excedencia anual renovable, aunque sí a los que estén en otro tipo de excedencias.

Entre otras cuestiones, desde la CSI preguntamos sobre el efecto del CNNC que afecta a los compañeros de Asturias ingresados después del 25 de enero del 99 sobre este exiguo complemento. La empresa afirmó que este complemento no sería absorbible ni compensable, lo que de ser cierto (veremos), demostraría que cuando ese CNNC absorbe todo tipo de subidas, como las del Convenio Estatal, es por voluntad expresa de la dirección y no porque obligatoriamente deba ser así (cosa que, obviamente, todos sabemos pero que es bueno recordar más aun cuando el nefasto acuerdo del 99 fue firmado por UGT y por quienes han recalado en CSIF)

También, entre otras cuestiones, desde la CSI le planteamos a la dirección si, para acallar maledicencias e insidiosas teorías (las nuestras, sin ir más lejos), estaría dispuesta a manifestar por escrito que no utilizaría este acuerdo contra las demandas individuales para posibles impugnaciones y/o recursos.

La dirección, obviamente, se negó mientras los sindicatos firmantes miraban al techo a ver si le hacía falta otra mano de pintura.

A la espera de la habitual campaña de la dirección y sus cómplices, seguiremos informando.

14 de junio de 2018, camino de Asturias desde la Villa y Corte.

13 junio 2018

Una sospechosa y maloliente maniobra (otra más) de la dirección y sus cómplices sindicales que, de nuevo, siguen tomándonos por idiotas a los trabajadores



Una sospechosa y maloliente maniobra (otra más) de la dirección y sus cómplices sindicales que, de nuevo,
siguen tomándonos por idiotas a los trabajadores

Para mañana jueves está convocada otra reunión en Madrid de la que, según adelantaron en la celebrada el martes, la dirección quiere salir con la firma sindical de esa extraña propuesta de pago aplazado (muy aplazado, para ser exactos) a los trabajadores actualmente en activo de la devolución de lo ilegalmente descontado mediante el primer ERE fraudulento que fue anulado gracias a las demandas de la CSI.

En este circo de ocho pistas que resulta ser la gestión de la dirección de Liberbank, la extravagancia de esta nueva iniciativa se agudiza con el protagonismo desaforado de quienes, habiendo sido condenados por ser coparticipes en todo este maloliente asunto de los ERE fraudulentos, se erigen en defensores de los mismos compañeros a los que han traicionado una y otra vez (en Asturias, desde el acuerdo del 25 de enero de 1999).

Que la UGT de Liberbank, con su amplio currículum de mentiras, agachadas y falsedades, se dedique a difundir las circulares que le preparan los asesores legales de la dirección, alardeando del trabajo realizado (vaya, el corrector nos indica que es incompatible que en el mismo párrafo figuren los términos UGT Liberbank y trabajo, qué cosas estas de la inteligencia artificial!) y pretenda convalidar ahora sus continuas trapisondas con esta maniobra de última hora traspasa su habitual nivel de patetismo, ya muy elevado en condiciones normales y, al parecer, inagotable.

El lunes pasado salimos de la reunión sin ninguna propuesta por escrito y con la vaga definición de lo que dicen que quieren hacer: ofrecer a los compañeros en activo la posibilidad de devolver lo ilegalmente descontado con el ERE fraudulento anulado gracias a las demandas de la CSI mediante el establecimiento de un complemento salarial durante el resto de su vida laboral.

En esa misma reunión, la dirección manifestó que quería el posible acuerdo firmado para el jueves próximo y, ante la solicitud de la CSI de que se nos proporcionase un borrador con la propuesta concreta, con datos y cifras, previamente a la reunión del jueves para poder analizar qué era exactamente lo que se nos pedía que firmásemos, dio la callada por respuesta.

Como se ve, la dirección y sus cómplices habituales ya tienen preparado un amaño y la campaña mediática correspondiente para, como siempre, vender las supuestas virtudes de esta nueva trapacería directivosindical.

En la anterior reunión, el representante de la dirección nos obsequió con estos extravagantes argumentos, ante los que llegamos a dudar si estaríamos siendo objeto de una broma televisiva con cámara oculta:

La dirección no quiere ni puede (según ellos) pagar de una sola vez lo adeudado por la devolución de lo ilegalmente descontado en base al primer ERE fraudulento anulado por las demandas de la CSI.

La dirección quiere que los compañeros en activo que “por diferentes motivos” (no nombró las amenazas, pero no encontramos ningún otro motivo que lleve a alguien a no ejercer en los tribunales el derecho a reclamar lo que le descontaron ilegalmente que la CSI se ganó para todos) no van a reclamar en los tribunales, puedan recuperar de otra manera lo adeudado.

La dirección quiere evitar la excesiva judicialización de las relaciones laborales en Liberbank.

La dirección pretende retrasar el pago de lo adeudado para no verse obligada a dotar ahora toda la deuda generada por este motivo (que, por cierto, ya tendría que haber sido dotada cuando el Tribunal Supremo confirmó la nulidad del ERE, cosa que no hizo porque recurrió al Tribunal Constitucional, en un recurso a todas luces irracional). Aun así, la dirección no sabe si el auditor validará esta iniciativa para no efectuar la dotación completa, pero por si acaso, van a ver cómo pueden intentarlo (sic).

Desde la CSI objetamos que la dirección podría haber hecho cualquier oferta colectiva o individual de este tipo a lo largo de estos años de recursos, contrarrecursos, amenazas a los trabajadores, zancadillas a quienes peleábamos contra todos sus atropellos y que, además, la firma sindical no era necesaria para ninguna de esas posibles iniciativas, ni lo es para la que ahora propone conseguir de prisa y corriendo, por lo que, en caso de ser ciertas sus beneméritas intenciones (cosa que, obviamente, no nos creemos), no  nos necesitaba para nada a los sindicatos, a lo que la dirección contestó que lo que quería era el “apoyo moral” de los sindicatos que valdría, según ellos, para convencer a los trabajadores de la bondad de esa iniciativa. Para no creer (salvo bajo los efectos de la ayahuasca): la dirección de Liberbank pide el apoyo moral de los sindicatos, algo que, en el caso de los sindicalistas firmantes de los recortes, será debería ser más bien el “inmoral apoyo”.

Con todo lo anteriormente relatado, para la CSI son radical y absolutamente falsas las razones esgrimidas por la dirección para recabar la firma sindical en esta iniciativa que podría llevar a cabo sin necesidad ninguna de nuestra firma.

Particularmente vomitiva e insultante resulta la argumentación de que la dirección quiere devolver el dinero que descontó ilegalmente a los compañeros en activo que decidan no reclamar en los tribunales.

La dirección no quiso ni quiere devolver nada a ningún trabajador (más bien al contrario) y lo que busca, con esta nueva triquiñuela, es una herramienta para entorpecer en lo posible las reclamaciones en los tribunales, alegando que, según reconocen los propios sindicatos, su situación contable no permite el pago de lo que nos debe y alegando también una inexistente buena voluntad reflejada en esta propuesta de pago aplazado.

Además, cara a futuros recortes, el que, de nuevo, los sindicatos firmantes (la UGT y otros que ayer ya estaban haciendo calentamientos de muñeca) reconozcan la difícil situación de la entidad que no impide, sin embargo, el pago de dividendos, supone una de las mejores herramientas de las que la dirección dispone en esta atropellada carrera de atropellos, mentiras y gestión desastrosa que nos ha tocado padecer por culpa de estos incompetentes (cómo mínimo) personajes que nos dirigen.

Por lo tanto, disfracen como quieran disfrazar este nuevo conejo con mixomatosis que extraen de su apolillada chistera, desde la CSI no vamos a avalarlo: somos un sindicato, no los coros y danzas del sindicalismo del régimen.

Seguiremos informando.

13 de junio de 2018

Hoy, miércoles 13 de junio, a las 6 de la tarde, asamblea de trabajadores en el Centro Municipal Pumarín Sur-Gijón

11 junio 2018

Reunión en Madrid: la dirección pretende desincentivar las ejecuciones individuales de sentencia de los trabajadores en activo

Reunión en Madrid: la dirección pretende desincentivar las ejecuciones individuales de sentencia de los trabajadores en activo
En la reunión que hemos mantenido hoy, la dirección ha manifestado que no quiere pagar de una sola vez lo adeudado a los trabajadores por el ERE anulado por las demandas de la CSI, por lo que, respecto a los compañeros actualmente en activo, propondría el pago de esas cantidades a lo largo de toda la vida laboral restante mediante un complemento salarial de nueva creación.
Es obvio que la dirección no tiene ninguna intención de cumplir la parte del acuerdo de excedencias pactadas en la que se hablaba de extender a todos los trabajadores activos el resultado final de la sentencias de la Audiencia Nacional.
También es evidente que pretende, entre amenazas y ofertas de última hora, desincentivar la presentación de reclamaciones individuales, cambiàndolas por planes de pago a largo plazo y de incierto futuro (como cualquier pacto firmado con una dirección que, reiteradamente, sólo cumple la parte de los acuerdos que perjudica a los trabajadores).
En todo caso, gracias a las demandas de la CSI que anularon el ERE y para intentar minimizar el impacto que supondría el pago derivado de las reclamaciones (con los intereses de demora correspondientes), la direcciòn plantea una posibilidad de pago muy aplazado para la que, al igual que si quisiera pagar como debería, no necesita para nada la firma de los sindicatos.
Después de estos cinco años de pelea, en la que hemos tenido que aguantar todo tipo de triquiñuelas legales (o no tanto), maniobras sucias y amenazas a los trabajadores por ejercer sus derechos, ahora la dirección nos quiere hacer creer que quiere “evitar la excesiva judicialización de las relaciones laborales en Liberbank”
Como siempre, la empresa tiene prisa (nos convoca, sin que tengamos una oferta concreta que se pueda estudiar, para el jueves con la intenciòn de salir con un acuerdo firmado) y ya tiene comprometidas algunas firmas: uno de los sindicatos condenados por la firma de este ERE fraudulento, UGT, ya tenía redactado el comunicado sobre la reunión antes de empezarla, cuando, en teoría, no sabiamos lo que nos iban a proponer.
El miércoles, en la asamblea de trabajadores que hemos convocado en Pumarín Sur en Gijón  a las seis de la tarde, informaremos de todo lo sucedido en la reunión de hoy, que resumimos aquí, y de cualquier novedad en torno a este asunto.
Seguiremos informando.
11 de junio de 2018

Panorama previo a la reunión en Madrid



Devolución ERE anulado por las demandas de la CSI
 Panorama previo a la reunión en Madrid

Como informamos en su momento, la dirección nos ha convocado, junto con el resto de los sindicatos, a una reunión a celebrar en Madrid hoy lunes “con el objetivo de analizar efectos y consecuencias de las reclamaciones judiciales y extrajudiciales planteadas por la plantilla de forma generalizada y la inquietud generada con ello” donde “se dará traslado del planteamiento empresarial concreto”

Desde la CSI queremos, previamente a dicha reunión, hacer un somero recordatorio de la situación actual, después del largo (5 años), trabajoso (para quienes lo trabajamos. obviamente) y tortuoso (enfrentados a las clásicas maniobras a las que acostumbra la dirección y sus cómplices sindicales) camino que nos ha llevado hasta aquí en la pelea contra los ERES fraudulentos.

Esta convocatoria de la dirección se produce escasos días después de que, en una iniciativa generalizada que, evidentemente, tuvo que ser ordenada desde las alturas, se nos trasmitiese a los trabajadores que la empresa “tomaría nota” de las reclamaciones individuales, cosa esta que da una nítida idea del sistema de relaciones laborales que siguen practicando quienes nos dirigen y que, se extiende a las presiones desaforadas para la venta “a como dé lugar” de productos de todo tipo (algunos de evidente riesgo), las represalias en forma de ceses y traslados, el envío de correos intimidatorios, el persistente desmantelamiento de las oficinas y los servicios centrales y todos los desastres y trapisondas que hemos de soportar los trabajadores y los clientes de Liberbank.

Esta convocatoria de reunión y estas “advertencias” se producen, no por casualidad, cuando está próximo a vencer el plazo para presentar las reclamaciones individuales a las que nos obliga la actual situación del proceso de pelea contra los EREs, 4 años y medio después de la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló el primer ERE fraudulento, firmado por la dirección, CCOO y UGT, en base a la demanda de la CSI por violación del derecho a la libertad sindical en su vertiente de derecho a la negociación colectiva.

Por parte de la CSI, dada la actual situación, sin que fuera necesario convocar a los sindicatos (que ni podemos ni debemos negociar nada que pueda limitar el derecho de los compañeros a demandar individualmente la devolución de lo que se les descontó ilegalmente), la dirección tendría que abonar lo que nos debe a todos los trabajadores que fuimos afectados por el ERE anulado de forma inmediata, de manera que cada uno de nosotros, en función de los cálculos que hayamos hecho (para eso, la CSI ha puesto a disposición de todos los compañeros una modesta herramienta de elaboración propia que, por cierto, nos consta que está siendo profusamente utilizada por los sindicatos que obligan a afiliarse para reclamar derechos que ellos no ganaron y por quienes remiten a un bufete amigo para que haga un buen negocio con esos mismos derechos), podamos valorar la posibilidad de reclamar judicialmente en tiempo y forma si consideramos que lo abonado no se ajusta a lo que deberían habernos devuelto.  

En todo caso, maniobra de distracción, nueva cortina de humo envuelta en la cháchara burocrática de siempre, o interés real en reparar parte de un atropello que ya se prolonga demasiado tiempo (con las complicidades sindicales habituales), informaremos en tiempo y forma de lo sucedido en la reunión de hoy lunes, tanto en nuestro blog como en la asamblea de trabajadores que hemos convocado para el miércoles 13 de junio, a las 6 de la tarde, en el salón de actos del Centro Municipal Pumarín Sur en Gijón.

Seguiremos informando.

11 de junio de 2018