17 agosto 2017

Impagos de P.P.C.



Impagos de P.P.C.

(El tradicional estilo Liberbank: la dirección aplica los recortes salariales inmediatamente, o incluso con efectos retroactivos, pero incumple sus obligaciones de pago a los trabajadores)


A bombo y platillo, como suele suceder en estos casos, la dirección nos comunicó a los trabajadores el desarrollo de una nueva iniciativa de Banca Comercial, que incluye una serie de objetivos a nivel individual y de oficina, fijados de manera unilateral por dicha dirección y medidos por un sistema de Puntos de Productividad Comercial (P.P.C.) establecido también de forma unilateral.

El cumplimiento de dichos objetivos, según se manifestó en su momento, conlleva el cobro de un bonus trimestral que, en lo referido al primer trimestre de este año, fue abonado en el mes de junio.

En Asturias, una serie de trabajadores que cumplieron los objetivos que se les habían asignado no han recibido dicho abono y, a pesar de que la dirección está informada desde un primer momento de esta irregularidad, a día de hoy sigue sin pagar dicho bonus.

Una vez más, la arbitrariedad absoluta y el incumplimiento de sus obligaciones con los trabajadores en el tiempo y forma debidos siguen siendo los rasgos definitorios del modelo de gestión de quienes, para nuestra desgracia, dirigen esta entidad.

A la espera de que se resuelva lo más prontamente posible esta nueva chapuza (por darle la interpretación más benévola posible), planteamos la siguiente pregunta:

¿Se producirán también estos retrasos en el pago de las suculentas dietas a los miembros del Consejo de Administración y en el abono de los desorbitados salarios de la alta dirección y del Consejero Delegado?

A ti, ¿qué te parece?

A nosotros, lo mismo
17 de Agosto de 2017


              

11 agosto 2017

Otro nuevo ERE que no garantiza nada, firmado por quienes son, también, cómplices de la liquidación de servicios centrales



“El que se quede, que se joda”

Otro nuevo ERE que no garantiza nada, firmado por quienes son, también, cómplices de la liquidación de servicios centrales



La firma por parte de los sindicatos de BCLM (CCOO, UGT y CSIF), sus franquicias en Asturias y otros participantes en esta estafa (STC-CIC y la Candidatura Independiente de Servicios Centrales y Oviedo OP) de este nuevo ERE fraudulento, que se encadena con el anterior hasta sumar seis años y medio de recortes salariales y movilidad geográfica ilimitada, pone de manifiesto una complicidad con la dirección que perjudica gravemente los derechos de los trabajadores y, en el caso de Servicios Centrales y Oviedo OP, es parte de la estrategia seguida por quienes ostentan la mayoría en el comité que representa a estos centros de trabajo.

Desde que se creó el Comité de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP (a raíz de las elecciones sindicales de 2015), por parte de la CSI hemos intentado que dicho órgano unitario de representación cumpla con sus obligaciones, exigiendo a la dirección que los cambios que afecten a los trabajadores se efectúen con el respeto a la legislación vigente y al derecho a la negociación colectiva.

Ante los múltiples incumplimientos de la dirección en todo tipo de materias, y en algunos casos, tan relevante como su obligación de informar a la representación legal de los trabajadores acerca de las transformaciones y deslocalizaciones de departamentos, desde la CSI nos hemos encontrado con el boicot del presidente del Comité (perteneciente a la Candidatura Independiente) que, por ejemplo, se negó a preparar denuncia a la Inspección de Trabajo alegando que “no sabía redactarla” y que, al no ser un sindicato “no tenían abogados que se la redactaran”.

Al final, tuvo que ser la CSI la que preparara dicha denuncia, ante la negativa del presidente del Comité de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP.

Igualmente, tampoco prosperó la propuesta de la CSI de efectuar protestas contra la liquidación de departamentos y exigiendo información y negociación de todos los cambios que afectasen al presente y al futuro de los trabajadores.

En cuanto a la lógica unidad de acción con el Comité de Oficinas, todas las propuestas de actuación o de resoluciones conjuntas efectuadas por dicho Comité de Oficinas han sido ralentizadas y boicoteadas por el presidente del Comité de Servicios Centrales y Oviedo OP.

Evidentemente, damos por sentado que estas decisiones (y algunas más, como la del apoyo continuado de uno de los promotores de esa Candidatura Independiente a las posiciones de la dirección, en contra de los intereses de los mutualistas, en la comisión de control de los planes de pensiones) no son una iniciativa personal del presidente del Comité de Servicios Centrales y Oviedo OP, sino que forman parte de una estrategia debatida y aprobada por esa Candidatura Independiente, al igual que posiciones tan chocantes como la de no participar en ninguna protesta contra los ERES fraudulentos y ofrecerse para la reclamación de lo que la dirección debe devolver (gracias a las demandas de la CSI), anunciando que (para eso sí, no como para hacer denuncias) cuentan con abogados con tarifas competitivas.

Los trabajadores de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP vamos a sufrir, al igual que los trabajadores de oficinas de Asturias, nuevos recortes salariales y la movilidad geográfica ilimitada (utilizada por la dirección como una amenaza para todos y como un arma de destrucción de empleos).

La peculiaridad es que mientras en oficinas de Asturias la mayoría del comité pertenece a sindicatos (CSI y CSICA) que no han firmado este ERE fraudulento y van a recurrirlo, al igual que hicieron con los anteriores, en el caso del Comité de Servicios Centrales, la mayoría sindical (Candidatura Independiente, UGT y STC-CIC) ha firmado, deprisa y corriendo, de espaldas a los trabajadores un ERE que, a quienes nos quedamos trabajando en la entidad no nos garantiza nada (nada bueno queremos decir) a cambio de unas mejores condiciones de salida a quienes cumplen ciertos requisitos de edad, entre quienes están varios de los firmantes.

Como bien sabemos desde 1.999, cuando la mayoría sindical de aquella época (UGT y USO) le firmó  a la dirección un recorte salarial brutal para los compañeros ingresados en la entidad después de enero de ese año, aceptar recortes salariales ahora no nos ahorra los recortes salariales (y cualquier otra medida contra los trabajadores) del futuro. Más con una dirección que, por motivos de sobra conocidos, aprovecha cualquier situación (en 1999 no existía la disculpa de la crisis, pero daba igual) para deteriorar nuestras condiciones laborales y salariales.

Por eso desde la CSI denunciamos la complicidad de la mayoría sindical del Comité de Servicios Centrales y Oviedo OP (Candidatura Independiente, UGT y STC-CIC) en esta nueva estafa del ERE y exigimos que dicho Comité no sea una herramienta más al servicio de la dirección de Liberbank y sus planes de ajuste contra los trabajadores, sino un órgano de defensa de nuestros derechos.

En todo caso, frente a este modelo sindical que con unas siglas u otras traiciona permanentemente a los trabajadores, la CSI sigue apostando por un sindicalismo riguroso y comprometido en todos los ámbitos de actuación, tanto en las mesas de negociación, como en los tribunales, como en las movilizaciones y en cualquier situación en la que haya que defender los derechos de los trabajadores, más aún en estos momentos en que tantas cosas fundamentales están en juego.

Por nuestra parte, en ello estamos.

Por la cuenta que nos trae a todos.

10 de agosto de 2017

04 agosto 2017

Nadie se salva solo: protesta en la inauguración oficial de la Feria de Muestras de Gijón




 
Nadie se salva solo: protesta en la inauguración oficial de la Feria de Muestras de Gijón
 
Como viene siendo habitual, diferentes colectivos laborales y sociales hemos aprovechado la inauguración oficial de la Feria de Muestras de Asturias en Gijón para protestar contra los ERES, los despidos, los cierres de empresas, los recortes y las privatizaciones.
 
Frente a la pompa y el boato de las autoridades asistentes al acto oficial, denunciamos que la situación en Asturias es intolerable: más de 100.000 parados, continuos ERES y cierres de empresas, privatizaciones que destruyen puestos de trabajo, miles de jóvenes forzados a emigrar para sobrevivir, precariedad laboral, salarios que no permiten desarrollar una vida digna, recortes en derechos y servicios sociales.
 
Una situación ésta que ha llevado a un empobrecimiento generalizado de los trabajadores, acentuado con una escandalosa corrupción que desvía fondos públicos a bolsillos privados, y nos ha llevado también a la pérdida de derechos laborales y sociales mediante la aplicación de una legislación antiobrera y represiva, como la Reforma laboral y la Ley Mordaza.
 
Al presidente indolente, Javier Fernández, no le agradó demasiado nuestra presencia, y nos dedicó su célebre mirada de rayos desintegradores destinada a aquellos réprobos que no saben valorar sus muchas virtudes intelectuales y políticas y que incluso se atreven a corear el pareado “Fernández, despierta, que estamos en la puerta”. Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales.
 
En todo caso, seguimos en la pelea.
 
Por la cuenta que nos trae a todos.

4 de agosto de 2017