29 enero 2023

La dirección de Unicaja sigue sometiéndonos al test de stress: ¿cuánto aguanta un trabajador antes de reventar?

 La dirección de Unicaja sigue sometiéndonos al test de stress: ¿cuánto aguanta un trabajador antes de reventar?

 Ocho meses después de la integración informática con Unicaja, seguimos padeciendo un intolerable grado de abandono por parte de la dirección de la entidad que hace ya tiempo que no puede camuflarse con la consabida disculpa de que son los problemas lógicos de un cambio como éste.

La acuciante falta de medios tanto humanos como materiales y la desatención absoluta a las múltiples incidencias que se nos presentan a diario hacen que la tensión en las oficinas, lejos de ir disminuyendo, se incremente día a día, con las consecuencias esperables en nuestra salud física y psíquica.

Como ejemplos de situaciones que no pueden consentirse y para evitar que la dirección alegue que las desconoce traemos a colación algunos de los problemas más graves que estamos padeciendo en las oficinas de Asturias:

Escasez de personal, acentuada por el cierre de oficinas, las salidas a raíz del ERE, los traslados a departamentos de nueva creación y los cambios derivados del nuevo modelo de oficinas

Desesperante funcionamiento (o mejor dicho no funcionamiento) de los cajeros automáticos que, lejos de ser un medio complementario de atención al público, se están convirtiendo en el principal foco de protestas de los clientes y de incremento de tareas en las oficinas, sin que, por mucho que notifiquemos las incidencias, se resuelva este problema generalizado y recurrente.

Para más INRI, se nos comunica que “la incidencia ya está localizada y se está a la espera de las instrucciones para resolverla” (sic). ¿Quién debe dar esas instrucciones? ¿La Junta General de Accionistas? ¿El Alto Mando de la OTAN? ¿El Sínodo Papal?

Paupérrimos presupuestos de los pedidos de almacén, con unos límites mensuales ridículos, que junto con la recurrente “rotura de stock”, generan múltiples quejas de los clientes y nos obligan a hacer un imposible encaje de bolillos para elegir entre tener folios, libretas, bolsas para efectivo o blisters y, como nos pasa ahora, encontrarnos que, por muchos malabares contables que hagamos, a partir de mediados de mes no tenemos ni unos ni otros.

Situaciones que rayan en la comedia del absurdo como el hecho de que el sistema de gestor de colas no puede ponerse en marcha porque “no hay conexión eléctrica” (sic) cuando antes de la pandemia estaba funcionando con normalidad y, en todo caso, suponemos que, sin falta de derruir la oficina, debería de haber alguna manera de establecer esa conexión.

Y, ya para nota, el funcionamiento del Click & Service, ese agujero negro interestelar donde desaparecen para siempre las notificaciones de incidencias (tal vez, a través de un agujero de gusano, aparezcan resueltas a la altura del año 3013) por mucho que indiquemos la urgencia y la necesidad perentoria de la resolución de algunas de ellas para el funcionamiento diario de las oficinas. Lo más ofensivo de todo esto es que, tal vez porque no nos consideran a los trabajadores capaces de discernir entre lo urgente y lo que puede esperar, han deshabilitado cualquier posibilidad de notificar por teléfono las incidencias que deben ser resueltas a la mayor brevedad posible porque nos impiden realizar las tareas más necesarias en nuestro trabajo.

Ejemplos estos de que a la dirección de Unicaja parece no importarle que nuestras condiciones de trabajo se sigan deteriorando día tras día sin que se tomen medidas para poner remedio a todas esas calamidades de las que son directamente responsables.

Y motivos de más para seguir en la pelea.

30 de enero de 2023

26 enero 2023

Revisión salarial convenio: calma y serenidad

 Revisión salarial convenio: calma y serenidad

Ante la previsible lluvia de circulares sindicales ofreciendo, en cada caso, la interpretación del acuerdo alcanzado con la patronal para la revisión salarial del convenio colectivo y, como siempre, autoimponiéndose todo tipo de medallas al mérito negociador y movilizador, desde la CSI hacemos un llamado a la calma hasta que los trabajadores conozcamos el texto de dicho acuerdo en su totalidad y, además, en nuestro caso, hasta que constatemos la aplicación por parte de Unicaja de dicho acuerdo.

Como es sabido, la podrida estructura salarial impuesta por el consejero delegado de Unicaja durante su nefasta gestión en Cajastur y Liberbank es un compendio de triquiñuelas, trampas y falsedades que nos obligan a la prudencia más absoluta antes de evaluar este acuerdo.

Razón de más para insistir en que la homologación salarial se debería haber llevado a cabo en el periodo de tiempo (antes del final del año pasado) acordado en el ERE en vigor, evitando estas incertidumbres actuales.

Y razón de más también para volver a reivindicar como urgente una homologación que liquide de una vez por todas la doble estructura salarial existente en Unicaja y las injusticias derivadas de esta situación.

A igual trabajo, igual salario

A seguir en la pelea

26 de enero de 2023

24 enero 2023

Revisión bandas salariales compañeros ingresados en Cajastur después del acuerdo del 25 de enero de 1.999

Revisión bandas salariales compañeros ingresados en Cajastur después del acuerdo del 25 de enero de 1.999

Como informamos en su momento, en base a la demanda presentada por la CSI contra la congelación de las bandas salariales y la absorción de las subidas de Convenio Estatal por medio del CNNC de los compañeros ingresados a partir del 25 de enero de 1999 en Cajastur, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictó, en mayo de 2019, la siguiente sentencia:

“Estimando la demanda de conflicto colectivo interpuesta por Corriente Sindical de Izquierda de Asturias contra Liberbank S.A., debemos declarar y declaramos el derecho de los trabajadores adscritos a la escala de niveles y provenientes de la entidad Cajastur a que se actualicen las bandas salariales conforme a lo pactado en el acuerdo de 4 de julio de 2008, con la misma periodicidad e incrementos salariales que los establecidos en el Convenio Colectivo del Sector….”

Como también informamos en su momento, para oponerse a la demanda de la CSI, la dirección de Liberbank aportaba como única prueba una circular publicada por los sindicalistas amarillos de Servicios Centrales de Asturias, actualmente integrados en SumaT, en la que estos personajes, muy sueltos de cuerpo y muy faltos de vergüenza, afirmaban que esta congelación de las bandas ya había sido resuelta con el ERE que ellos habían firmado en 2016.

Afortunadamente, los tribunales coincidieron con nosotros en que dicha circular sólo tenía un uso higiénico (este papel que enviado me has, ahora lo tengo delante, pronto lo tendré detrás)

Como era habitual en ese disparate conocido como Liberbank, la dirección recurrió dicha sentencia ante el Supremo, que, en noviembre de 2020, acordó "Desestimar el recurso de casación interpuesto por Liberbank SA y confirmar y declarar la firmeza de la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de fecha 21 de mayo de 2019, dictada en autos número 12/2019, en virtud de demanda formulada por Corriente Sindical de Izquierda de Asturias frente a Liberbank SA”

El efecto de esta sentencia supone que, para los compañeros adscritos a esta estructura salarial, los aumentos contemplados en el salario de convenio deben ser aumentos reales, no absorbibles por el CNNC.

En este caso, el aumento es de un 1%, como acordaron la patronal y la mayoría sindical que firmó, en su momento, un convenio manifiestamente mejorable (por decirlo de forma educada).

A día de hoy, con la inflación galopante que estamos padeciendo, que haya que recurrir a una sentencia judicial para que se aplique esta famélica y escuálida subida, denota que la dirección de Unicaja está infectada del viejo modelo de relaciones laborales que implantó en Cajastur y en Liberbank el actual consejero delegado, firme partidario de los salarios astronómicos propios y los recortes salariales ajenos (al obrero y al gorrión, perdigón)

Razón de más para volver a reivindicar como urgentes tanto la homologación salarial (a igual trabajo, igual salario) como un aumento que compense la subida de la inflación.

A seguir en la pelea

24 de enero de 2023

 

 

19 enero 2023

Un digno resultado

 *Un digno resultado*

En las elecciones al Comité de Oficinas de Asturias celebradas hoy, el resultado ha sido el siguiente:

Csi 138 votos 5 delegados

Cesica  115 votos 4 delegados

SumaT 83 votos 3 delegados 

Ccoo 46 votos  2 delegados

Csif  41 votos 2 delegados

Ugt 23 votos 1 delegado

A seguir en la pelea!!!!

14 enero 2023

Viernes negro en oficinas: continúa el disparate organizativo

 

Viernes negro en oficinas:

continúa el disparate organizativo

Durante la pasada semana han tenido lugar reajustes en la plantilla de oficinas que han culminado ayer viernes con traslados, ceses, nombramientos y reasignaciones, comunicados en algunos casos a pocos minutos de terminar la jornada laboral incluso cuando tienen efectos inmediatos a partir del lunes.

Una vez más, se constata que la dirección de Unicaja, en lo que a nosotros respecta por lo menos, sigue apostando por el modelo de relaciones laborales podrido y fracasado de Liberbank.

Al abandono al que nos tienen sometidos a los trabajadores de oficinas desde la absorción se suma ahora una reestructuración que va camino de concentrar todo tipo de recursos (humanos, materiales y de clientes) en unas pocas oficinas, con lo que esto conlleva de incremento de la brutal carga de trabajo a la que estamos sometidos y la posibilidad de que se pretenda que, a medio plazo, nos consideren, encima, oficinas no rentables.

Sin abonarnos a ningún tipo de catastrofismo, cosa que nunca hemos hecho, este nuevo disparate organizativo lamentable en el fondo y en las formas, demuestra que la cúpula directiva apuesta por continuar en el camino del desguace y liquidación de todo lo que fuimos y del modelo de negocio que nos permitía ser la entidad de referencia en nuestros territorios.

Más clientes para la competencia y más presión para los trabajadores.

Más motivos también, en nuestro caso, para seguir en la pelea.

En lo práctico, para los compañeros afectados por alguna de estas medidas, y, obviamente, si lo consideran adecuado, sugerimos estas iniciativas

En caso de no estar de acuerdo con el traslado, asignación, nombramiento, responder al correo enviado por la empresa, haciéndolo constar expresamente.

“A los efectos legales pertinentes, les manifiesto que el traslado/asignación/nombramiento que se me comunica no ha sido solicitado por mí y, por lo tanto, no debe considerarse voluntario”

En el caso de ser asignado a un puesto cuyas funciones desconocemos, sugerimos enviar al buzón de consultas del empleado un texto en el que después de hacer constar esa circunstancia, se solicite lo siguiente:

“….. Por lo anteriormente expuesto, solicito que se me informe sobre las funciones a realizar en mi nueva asignación y sobre la formación específica que, en su caso, me va a proporcionar la entidad”

Aunque parezca increíble, la dirección no informa acerca del cambio en el salario que, en su caso, pudieran conllevar el nombramiento o cambios de asignación.

Sugerimos que, en vistas a cualquier cambio en materia salarial que pudiera traer consigo una asignación o nombramiento, se remita al buzón de consulta del empleado un mensaje en el que después de exponer la situación concreta se añada:

“….. Por lo anteriormente expuesto, solicito que se me informe sobre las retribuciones, tanto fijas como variables, así como los periodos de consolidación que corresponden al puesto al que se me asigna o, en su caso, al cargo para el que se me nombra”

 Seguimos.

 14 de enero de 2023