18 octubre 2019

Convocatoria de reunión: La dirección prepara otro nuevo ERE fraudulento


Convocatoria de reunión:
La dirección prepara otro nuevo ERE fraudulento

Con fecha de hoy hemos recibido la siguiente comunicación de la Dirección de Relaciones Laborales y Calidad de Vida Laboral (Calidad de Vida Laboral? en Liberbank? El corrector de texto no admite semejante oxímoron):  

A LA ATENCIÓN SECCIÓN SINDICAL CSI

En Madrid, a 18 de octubre de 2019

Muy Sres. nuestros:

Por medio del presente escrito les comunicamos de manera fehaciente la intención de la empresa de iniciar el procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo, movilidad geográfica e inaplicación de convenio previsto en los artículos 40, 41 y 82.3 del Estatuto de los Trabajadores, procedimiento que afectará potencialmente a la totalidad de los centros de trabajo.

Previamente, y de conformidad con lo establecido en la disposición adicional quinta del Convenio Colectivo de Cajas y Entidades Financieras de Ahorro, la empresa abrirá un proceso de negociación previo y limitado en el tiempo, de al menos quince días de duración, para buscar fórmulas que permitan minimizar el impacto de las medidas sobre la plantilla, por lo que se convoca a las Secciones Sindicales constituidas en la empresa para la celebración de una reunión el próximo día 23 de Octubre de 2019, a las 12 horas, en C/ Padilla 30, 28006 – MADRID”

Al parecer, los dirigentes de los sindicatos firmantes de las anteriores estafas de este tipo (CCOO, UGT, CSIF, Candidatura Independiente (sic) de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP, actualmente integrados en el Sindicato Amarillo STC, y el Sindicato Amarillo STC) ya están haciendo ejercicios de calentamiento de muñeca para la firma de esta nueva traición.

Por parte de la CSI, como siempre, a pelear por los derechos y la dignidad profesional y personal de todos.

Una vez más.

Como sea: solos o en compañía de otros.

Por la cuenta que nos trae a todos

18 de octubre de 2018

                    

07 octubre 2019

Campaña Clientes de Alto Valor (2): una victoria de los trabajadores, se firme o no se firme la actual oferta


Campaña Clientes de Alto Valor (2): una victoria de los trabajadores, se firme o no se firme la actual oferta

En el transcurso de estos días hemos compartido con muchos compañeros sus inquietudes acerca de la decisión (absolutamente libre y personal, como hemos dicho siempre) de firmar la nueva oferta de la dirección o continuar con la demanda en los tribunales.

Algunos de esos compañeros nos comentaban que uno de los factores que pesaban mucho a la hora de decidirse por una u otra opción era la posibilidad de que la aceptación de la oferta pudiera interpretarse como una derrota o como un abandono a quienes vamos a seguir en los tribunales.

Como les comentamos a dichos compañeros y como queremos reiterar aquí, tan legítimo es acogerse a esta propuesta, como a cualquiera de las anteriores, como continuar con la demanda en los tribunales.

En cualquiera de los casos, el cobro de las cantidades adeudadas mediante la estafa del primer ERE fraudulento, sea en la modalidad que sea, es el fruto de la lucha de los trabajadores contra una dirección caracterizada por su arrogancia, su prepotencia, su absoluta falta de escrúpulos, su incapacidad como gestores y su falta de respeto a nuestra dignidad profesional y personal.

Hay que recordar que el derecho a estas devoluciones (efectuadas de una forma u otra) tiene como origen las sentencias anulando el primer ERE fraudulento (en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo) en base a la demanda por violación del derecho a la libertad sindical en su vertiente de derecho a la negociación colectiva presentada por la CSI y las sentencias (en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo) anulando las medidas previas a la firma del primer ERE fraudulento implantadas unilateralmente por la dirección, basándose en que la dirección no le proporcionó a la CSI, único sindicato que lo solicitó en la mesa de negociación del ERE (como consta literalmente en ambas sentencias), las cuentas referidas al primer trimestre del 2013, alegando que no estaban formuladas, mientras, en esos mismos días, las hacía llegar a los inversores.

Hacemos esta aclaración, que no sería necesaria en un mundo normal, donde no hubiese toda una galaxia de sindicatos amarillos y parasitarios que se dedican sin vergüenza y sin disimulo alguno a llenarse el pecho con medallas procedentes de peleas ajenas, mientras siguen traicionando a los trabajadores firmando ERES tan fraudulentos como el primero con disculpas tan absurdas como hicieron quienes firmaron ese primer ERE (“firmamos el actual ERE fraudulento en vigor para evitar que Menéndez hiciese despidos masivos” afirmaban hace muy pocos días los dizquesindicalistas del Sindicato Amarillo STC en sus visitas a oficinas, ante las preguntas de los compañeros que, al igual que nosotros, no acaban de ver las ventajas de este ERE, que según la promesa amarilla, se nos revelaría al cabo de los meses a quienes no tenemos la capacidad de análisis y el rigor que ellos se encargan de autopublicitar cansinamente en cada una de sus circulares)

En todo caso, respondiendo a las inquietudes que nos plantean los compañeros: firmar o no firmar esta oferta, al igual que las anteriores, o, en su caso, continuar con la demanda en los tribunales son diferentes formas de una misma y absoluta victoria de los trabajadores (por goleada, además).

Así consideramos que debe ser considerada cualquier decisión que se tome o se haya tomado por parte de cada compañero en torno a este tema.

Y así consideramos que debe ser celebrada, que no nos sobran motivos de alegría en estos tiempos grises para la clase obrera.

Por nuestra parte, a seguir en la pelea.

Por la cuenta que nos trae a todos.

7 de octubre de 2019

P.D.: Ahora, lo urgente es hablar de lo que ocurre en torno a este asunto de la devolución de lo ilegal e inmoralmente descontado en base a la estafa del primer ERE fraudulento, pero sin olvidarnos de otras cosas de mucha importancia para los trabajadores como puede ser nuestro Plan de Pensiones (salario diferido, con todo lo que ello conlleva de importancia).

El viernes en la reunión de la Comisión de Control, como era de esperar, el Sindicato Amarillo STC, en perfecta sincronía con la dirección (qué raro, ¿verdad?) tumbó la propuesta de la CSI para corregir la absurda e inmoral situación que hace que la práctica totalidad de quienes estamos trabajando y somos, además, una apabullante mayoría de los partícipes del plan, tengamos 2 representantes en la Comisión de Control (los dos de CSI), mientras que una minoría (de los que prácticamente ninguno sigue trabajando) tengan 6 representantes en dicha Comisión (5 del Sindicato Amarillo STC y uno de los Sindicalistas Amarillos de Servicios Centrales y Oviedo OP actualmente integrados en el Sindicato Amarillo STC).

Próxima circular: Comisión de Control del PECAJASTUR: nueva maniobra en su habitual línea de fraude y pucherazo de la dirección y el Sindicato Amarillo STC (válgase la redundancia y la repugnancia)

03 octubre 2019

Campaña Clientes de Alto Valor (2): continúa el disparate


Campaña Clientes de Alto Valor (2): continúa el disparate
En la anterior campaña Clientes de Alto Valor, quienes no quisimos aceptar la propuesta de la dirección en torno a la manera de devolvernos lo ilegalmente descontado mediante el primer ERE fraudulento, anulado, al igual que las medidas previas implantadas unilateralmente por la dirección, en base a las demandas de la CSI (la verdad es la verdad, por mucho que algunos sindicatos amarillos se quieran llenar el pecho con medallas más falsas que la palabra de un banquero) fuimos objeto de una rastrera campaña de demonización que define a la perfección a quienes participaron en ella.
Siguiendo los dictados de la superioridad, los escasos personajes que tomaron parte en ella, afirmaban, con mucha soltura de cuerpo y ninguna vergüenza, que quienes nos negábamos a firmar la propuesta de la dirección poníamos en riesgo el futuro de la entidad y los puestos de trabajo de nuestros compañeros, cosa esta última especialmente insultante para quienes hemos peleado por los derechos de nuestros compañeros en toda ocasión que fue necesaria mientras, por cierto, estos personajes mantenían su trasero (y su sillón) bien a salvo, defendiendo a base de todas las iniquidades y agachadas necesarias esta preciada parte de su anatomía, pasase lo que pasase con el resto de los trabajadores de la entidad.
Cómo es habitual en Liberbank, además de esta burda campaña de guerra psicológica, desde algunas direcciones de zona y algunas direcciones territoriales, se llevaron a cabo las típicas llamadas con amenazas y presiones a compañeros que, libremente, habían decidido no acogerse a la oferta que se les planteó.
Dentro de la desquiciada lógica que dirige esta entidad (el Banco Malo, no, el Banco Peor), en un giro de los acontecimientos relativamente sorprendentes, quienes supuestamente llevábamos a la ruina a la entidad, volvemos a ser la Joyas de la Corona y volvemos a ver restaurado (de momento, solamente) nuestro prestigio como Clientes de Alto Valor.
En su momento, la oferta que nos habían presentado, mediante la cual pasábamos de ser acreedores a ser deudores de Liberbank, que además camuflaba como préstamo la devolución de salarios ilegalmente efectuada, con la trascendencia legal y fiscal que eso puede conllevar, era la mejor oferta posible.
Y, además, por el tono con que la hacían algunos, era una oferta que no podíamos rechazar (como Vito Corleone, pero en paleto y gañan).
Como era previsible, la oferta que nos hacen ahora vuelve, según ellos, a ser la mejor de las posibles, como lo era la anterior.
Muchos compañeros nos consultan acerca de las características de esta oferta y nos piden consejo acerca de qué hacer.
Respetando, como siempre hemos hecho, la decisión que libremente tome cada uno, desde la CSI queremos trasladar una serie de reflexiones acerca de esta nueva iniciativa y, sobre todo, acerca de lo que la trayectoria de esta nefasta dirección acredita sobradamente relativo a su absoluta falta de escrúpulos a la hora de incumplir todos y cada uno de los acuerdos que firma.
Siempre que la ley se lo permite y también cuando es manifiestamente ilegal, la dirección de Liberbank nos aplica recortes de todo tipo sin ningún trámite previo y sin necesidad de consultarnos (para eso tiene a los sindicalistas traidores que le firman todos los atropellos y trapacerías contra sus compañeros). En esos momentos no somos Clientes de Alto Valor, somos Esos Incapaces que No Están a la Inconmensurable Altura del Consejero Delegado o bien Esa Gentecilla Infame que Conserva su Empleo Gracias a la Magnanimidad y el Buen Hacer del Consejero Delegado.
La dirección dice que toma esta iniciativa para reducir la espectacular litigiosidad de Liberbank, que bate todos los records de demandas tanto colectivas como individuales por parte de los trabajadores.
Si la dirección quiere reducir el número de demandas,
¿Por qué se negó a negociar la aplicación de las subidas del convenio estatal a los trabajadores ingresados en Cajastur después del enero de 1.999 como le reclamamos desde la CSI en la reunión del SASEC previa a la interposición de conflicto colectivo por nuestra parte?
¿Por qué sigue manteniendo la congelación de las bandas salariales de estos compañeros (la inmensa mayoría de quienes seguimos en trabajando en Asturias) a pesar de que el TJSA dictó sentencia en este sentido a raíz de nuestra demanda?
¿Por qué ha presentado recurso al Supremo frente a esta sentencia, basándose sólo en una circular de los Sindicalistas Amarillos de Servicos Centrales ahora integrados en el Sindicato Amarillo STC en la que afirman que las subidas salariales de convenio y los atrasos ya han sido liquidados sobradamente gracias al ERE fraudulento actualmente en vigor?
En realidad, la dirección de Liberbank quiere reducir el número de juicios en los que está demandada…. cuando va perdiendo por goleada.
En este caso, y sin prejuzgar el futuro, ha perdido dos veces en la Audiencia Nacional, dos veces por el Tribunal Supremo, centenares de veces en los Juzgados de lo Social y en los Tribunales Superiores de Justicia de las diferentes zonas de implantación.
Por otro lado, si esta fórmula de pago en diferido es tan atractiva: ¿por qué a los especuladores a los que fueron a llamar a sus guaridas en los paraísos fiscales para que tomaran posiciones en el accionariado de Liberbank se les pagó 22 millones de euros de dividendo en dinerito contante y sonante y no se les dio un préstamo a muchos años vista por esa cantidad avalado por la reconocida solvencia moral (y de la otra) de la alta dirección del banco?
¿Será porque son Especuladores de Alto Valor que, además, vienen a lo que vienen, como buenos buitres y a los que la dirección no puede amenazar y chantajear, sino más bien al contrario?
Para más INRI, no está de más recordar que el Consejero Delegado nos anunció recientemente sin ningún tipo de disimulo que, como siempre, vamos a ser los trabajadores quienes vamos a pagar esta nueva iniciativa, además de su sustancioso salario, las morterada que se llevan los aplaudidores del consejo de administración, los sucesivos repartos de dividendos mientras nos mantienen en ERE fraudulento y recurrente, los gastos de los gabinetes de abogados que se están forrando con esta estafa que llaman crisis, los contratos por asesoramiento oral a parientes cercanos de políticos influyentes, los donativos a Ausbanc y toda esa serie de dispendios de moral más que dudosa.
El método utilizado por la dirección, una vez más, va a ser esa nueva modalidad de estafa muy en boga actualmente, que sustituye al tocomocho y al timo de la estampita: el ERE fraudulento al amparo de la corrupta Reforma Laboral.
Tenemos que reconocer, muy a nuestro pesar, que, según lo afirmado por el Consejero Delegado, esta vez la estafa del ERE no va a ser como las anteriores: esta vez nos estafarán con transparencia e información a la parte sindical.
Teniendo en cuenta que llevamos desde 2013 padeciendo ERES fraudulentos encadenados, que la transparencia y la información a la parte sindical constituya una novedad a futuro retrata de cuerpo entero a la dirección y, sobre todo, a los sindicatos firmantes de todos o alguno de esos ERES fraudulentos: CCOO, UGT, CSIF, Sindicalistas Amarillos de Servicios Centrales y Oviedo OP (ahora integrados, lógicamente, en el Sindicato Amarillo STC) y el Sindicato Amarillo STC. 
Al margen del contenido de la oferta, de sus posibles implicaciones fiscales y legales en tanto en cuanto pretende camuflar el pago de una reclamación de rentas de trabajo como un préstamo a largo plazo que además pagaría (supuestamente) la empresa deudora y teniendo muy en cuenta la imposibilidad de asegurar que, esta vez (y sería la primera) la dirección de Liberbank no se va a portar de forma deshonesta y prepotente una vez que sea ella la que tenga la iniciativa que ahora, a base de muchas peleas y muchos esfuerzos, tenemos los trabajadores, hay unas preguntas que, creemos, resumen la situación actual.
Como en el histórico debate televisivo Kennedy- Nixon de 1960: ¿Le comprarías un coche usado a la alta dirección de Liberbank? O concretando más ¿Le comprarías un supuesto unicornio azul a quienes ya te han obligado a comprar, tantas mulas escuálidas y cojituertas pintadas de añil y con un cuerno de cartón en la frente?
¿Puedes confiar lo más mínimo en alguien que te ha estafado en el pasado, te sigue estafando ahora y ya ha anunciado públicamente que va a estafarte en el futuro inmediato?
Desde la CSI, como hemos hecho siempre, somos absolutamente respetuosos con una decisión que debe tomar cada compañero libremente en función de lo que considere más adecuado y más procedente en su caso concreto.
En caso de sufrir amenazas o presiones como en ocasiones anteriores, procura grabarlas o, si se te llama a algún despacho, ponte en contacto con nosotros para que te acompañemos (recuerda que te deben de informar como cliente, desde la oficina en la que estás vinculado y no utilizando la estructura jerárquica de la entidad).
Para lo que necesites, en este caso o en cualquier otro, aquí nos tienes.
Como siempre.
A seguir en la pelea.
Por la cuenta que nos trae a todos.
4 de octubre de 2019
P.D.: desde un principio, hemos intentado que, al igual que nos aplicaron los descuentos a todos y cada uno de nosotros, la anulación del ERE fraudulento y de las medidas previas unilateralmente impuestas por la dirección que conseguimos desde la CSI supusiera la devolución a todos los trabajadores, fuera cual fuera su puesto, su región y lugar de trabajo y obviamente, fuera cual fuera su afiliación sindical o su ausencia de afiliación sindical, del importe ilegalmente sustraído de nuestros salarios.
Para eso presentamos petición de ejecución colectiva y para eso, una vez rechazada ésta elaboramos y pusimos a disposición de todos los trabajadores una práctica herramienta informática para realizar los cálculos correspondientes a la cantidad a reclamar que nos consta que se utilizó profusamente por parte de los sindicatos que han encontrado en el trabajo ajeno (el de la CSI, en este caso) un buen filón de clientelismo sindical y económico.
Además, formamos un equipo de delegados sindicales que, asesorado por nuestras abogadas, realizó un ingente trabajo para preparar de la manera más solvente y eficaz posible las demandas individuales, cuyo resultado, de momento, es más que satisfactorio.
En todo caso, todo aquello que se cobre en relación al primer ERE fraudulento, sea de la manera que sea, se debe a la pelea de los trabajadores, también lo que cobran los directivillos que, intentan, en vano, desprestigiarnos, lo que cobran los sindicalistas que firmaron los ERES fraudulentos y lo que cobran quienes sin haber hecho nada para conseguir que nos tengan que pagar de una manera u otra lo ilegalmente descontado se dedican a atribuirse méritos y trabajos que ni tienen ni han realizado, mintiendo sin ningún recato.
Si hasta ahora, en este terreno, se llevaba la palma el Sindicato Amarillo STC, hemos de reconocer que el Sindicato Amarillo de CCM y alrededores (CSIF) está batiendo records de desfachatez y perdida alarmante de la consciencia narrativa, no de la vergüenza (no se puede perder lo que no se tiene).
¿Habilidad negociadora? ¿Firmeza?
Que nos lo digan a nosotros que los tenemos que soportar en las mesas de negociación, prepotentes y altaneros con el resto de los representantes de los trabajadores y patéticamente sumisos y lacayunos con la dirección.
Recordamos esto, que en un mundo normal no habría que recordar ya que es el ABC del sindicalismo, porque consideramos que nuestra obligación como sindicalistas de clase, (orgullosos de serlo, además) y modestos representantes de nuestros compañeros es pelear por los derechos colectivos e individuales de los trabajadores, practicando eso que decimos a menudo y que recoge una frase de Luis Redondo, fundador de la CSI: “O nos salvamos todos con el alma colectiva, o con el alma individual nos vamos todos al infierno”, lo que nosotros resumimos a veces diciendo que nadie se salva solo.
Esta pelea no sale gratis, como demuestra la injusta condena en base a denuncias falsas y falsos testimonios a diez de los Once Solidarios del Reconquista, entre ellos dos delegados de la CSI en Cajastur/Liberbank.
Nos consta que algunos dizquesindicalistas de los que están en la vida sindical para atecharse mientras dure la tormenta y/o llegue la prejubilación o la jubilación, han hecho correr entusiasmados la noticia de nuestra condena, como si fuera algo de lo que tengamos que avergonzarnos y como si con eso consiguieran desprestigiarnos ante nuestros compañeros.
Qué poco nos conocen y qué poco conocen a nuestros compañeros de trabajo.
Rebuznan, luego cabalgamos.