15 febrero 2024

Las huelgas de teatrillo son un buen negocio…para la patronal

 

Las huelgas de teatrillo son un buen negocio…para la patronal

Es entendible que, en estos tiempos de flojera ideológica y olvido de la lucha de clases, en los que, a veces, parece que los derechos que tenemos nos llovieron del cielo, haya muchas palabras que ya no tengan todo el significado de antes.

Lo que no es tan entendible es que, por parte de algunos sindicatos, se utilicen no sólo palabras sino herramientas fundamentales de la pelea de los trabajadores en el sentido absolutamente contrario al que siempre tuvieron.

En el caso de las huelgas de teatrillo a las que nos han convocado reiteradamente, antes de cada ERE fraudulento de Liberbank (para luego firmar exactamente lo que la empresa quería), antes del ERE de Unicaja (para luego firmar exactamente lo que la empresa quería) y, ahora, después de la reciente traición del Acuerdo de No Homologación Salarial, con estas huelgas que están convocando por Internet, sin molestarse en convocarnos a asambleas por territorios ni en convocar movilizaciones en horario de tarde donde los trabajadores y no sólo los delegados sindicales puedan participar, se incumple un principio básico de la huelga: que le haga algún tipo de daño a la patronal.

Muy al contrario, cada jornada de huelga significa para la patronal bancaria un ahorro en salarios y cotizaciones a la Seguridad Social que, teniendo en cuenta las decenas de miles de trabajadores del sector, supone un monto de varios millones de euros adicional al ahorro de costes de personal que ya se ocupan ellos de imponernos con convenios como el pasado (2019-2023) que ha supuesto una brutal pérdida de poder adquisitivo sin que los sindicatos que lo firmaron (los mismos que ahora nos convocan a la huelga) hayan realizado la más mínima autocrítica.

Para más abundamiento, esta convocatoria de huelga no trae consigo el compromiso de los convocantes de establecer unos objetivos por debajo de los cuales no van a firmar, con lo que, en realidad, esta huelga (al igual que las que recordábamos anteriormente) supone darles un cheque en blanco a los sindicatos convocantes para que hagan lo que les parezca, cosa que, vistos los amargos antecedentes que hemos padecido, no parece una propuesta demasiado atractiva para los trabajadores de Unicaja en general y en Asturias en particular.

Como se puede deducir de lo anterior, la CSI no se adhiere a la convocatoria de huelga en las condiciones actuales, aunque, si los sindicatos que la promueven convocan asamblea de trabajadores en Asturias, allí estaremos y si, una vez escuchadas las razones de los convocantes, los compañeros apoyan la convocatoria, acataríamos, como siempre hemos hecho, la decisión de la asamblea.

Una sugerencia sin coste adicional alguno: pueden aprovechar esa hipotética convocatoria de asamblea de trabajadores para explicarnos su apoyo al Acuerdo de No Homologación Salarial, su opinión sobre la injusta situación en la que continúan los trabajadores procedentes de Cajastur y comentarnos en qué parte de su tabla reivindicativa figura la Homologación Salarial y por qué, en sus comunicados en Unicaja ya no aparece ninguna referencia a ella.

A seguir en la pelea.

15 de febrero de 2024

Unos datos necesarios para aportar contexto:

Las dos jornadas de huelga previas a la firma del ERE de Unicaja (diciembre 2021) se comieron la mayor parte de la raquítica subida salarial anual del año siguiente (en 2021, al igual que en 2020 y en 2019, la subida firmada por los sindicatos convocantes de esta huelga fue del 0%).

Durante los 5 años de vigencia del anterior convenio, la diferencia entre la subida del IPC oficial y la subida de salarios recogida en el convenio supuso un recorte del poder adquisitivo del 16%.

Aunque seamos de letras, consideramos que estos datos obligarían, como mínimo, a una serie de explicaciones y a un compromiso de no repetir lo mismo una vez más.

Permanecemos a la espera (sin mucho optimismo, la verdad sea dicha)

 

08 febrero 2024

Mensaje del Consejero Delegado: las buenas palabras y las buenas intenciones deben refrendarse con actos

 Mensaje del Consejero Delegado: las buenas palabras y las buenas intenciones deben refrendarse con actos

A igual trabajo, igual salario: homologación salarial, ya

Durante los largos y oscuros tiempos del Menendismo, la política de comunicación con los trabajadores oscilaba entre lo lamentable, lo patético y lo absolutamente repugnante.

Desde aquel primer mensaje en la Feria de Muestras: “el que no esté contento, que se baje del carro” hasta los últimos publirreportajes en forma de entrevista trucada con amenazas nada veladas por defender nuestros derechos peleando contra los ERES fraudulentos, la Galería de los Horrores del Menendismo constituye el mejor ejemplo de que, como dice el refrán, “cuando al ruin hacen señor, no hay cuchillo de peor dolor”

Partiendo de estos antecedentes, no resulta muy complicado mejorar.

Con no faltarnos al respeto y con no insultar nuestra inteligencia, ya valdría, en términos de comunicación corporativa.

Pero las buenas palabras y las buenas intenciones, siendo necesarias, no son ni mucho menos suficientes.

Llamadnos materialistas sin corazón (peores cosas nos han dicho) pero consideramos imprescindible que, para que tenga sentido ese discurso constructivo e incluyente, la dirección de Unicaja tome decisiones concretas e inmediatas para llevar a la práctica la idea de que somos una sola entidad en todos los territorios y eso pasa, sin ninguna duda (no porque lo diga la CSI, sino porque lo dice el sentido común y, para más abundamieto, lo decían hasta hace pocas fechas tanto la dirección como los sindicatos que, en un sorprendente, o no tanto, y chiripitiflaútico giro de guion, transformaron el que iba a ser Acuerdo de Homologación Salarial en Acuerdo de No homologación Salarial) por abordar este problema que debe ser resuelto a la mayor brevedad posible.

Ya para nota, consideramos fundamental que, en lugares como Asturias, donde la nefasta gestión del equipo anterior fue el mejor regalo que se podía hacer al resto de entidades, se aplique una política de precios y de atención al cliente que permita recuperar el terreno perdido y consolidar el liderazgo en el sector.

Y, ya puestos, sin que sea algo trascendente, no estaría mal que se sustituyese de una vez la cartelería del extinto Banco Horrible Liberbank para dejar claro que somos una nueva entidad.

En todo caso, lo primero va antes: homologación salarial, ya (a igual trabajo, igual salario)

08 de febrero de 2024

P.D.: Seguimos esperando (ingenuos que somos) que los sindicatos firmantes del Acuerdo de No Homologación Salarial nos expliquen el motivo de su repentino (o no tanto) cambio de postura en torno a este asunto tan trascendente para quienes llevan muchos años discriminados a raíz de la podrida estructura salarial del Menendismo.

Por escrito no dicen nada (cosa extraña teniendo en cuenta la lluvia de circulares sobre cualquier cosa por irrelevante que sea que nos hacen llegar a diario) y, en Asturias, sus representantes (a los que, al parecer, les hacen muy poco caso los dirigentes de sus secciones sindicales) optan por un prudente silencio o, en algunos casos, por una serie de ocurrencias (no llegan a argumentos) que dejan de manifiesto, una vez más, que nos toman por idiotas a los trabajadores.

Los delegados del Sindicato Amarillo STC, fusionado por absorción en SumaT, se escudan para intentar, en vano, justificar su penúltima traición (habrá más, seguro) en que “la homologación hubiera perjudicado a los compañeros procedentes de Cajastur” sin que nos puedan explicar en qué consisten esos supuestos (muy supuestos) perjuicios. Al parecer, ya no les redactan las circulares en la Dirección de Recursos Humanos de Asturias, como en los tiempos del Menendismo y ellos no dan para mucho más.

P.D.: próxima circular “Vuelve otra vez el alegre teatrillo de las movilizaciones, que patronal y sindicatos pretenden que paguemos los trabajadores” 

01 febrero 2024

Denuncia por el saqueo de Cajastur

 

La privatización de la Caja de Ahorros de Asturias constituyó el mayor atraco de la historia reciente de nuestra región.

Los directivos de la Caja utilizaron el banco Liberbank como herramienta para ese proceso de desaparición de la entidad, que todavía está por investigar.

El paradero desconocido de las miles de piezas del patrimonio artístico de Caja de Asturias es la punta del iceberg del saqueo de la Caja.

Si miles de objetos materiales que eran propiedad de Asturias no pueden ser localizados, cabe imaginar lo que sucedió con el resto del patrimonio de Cajastur y cabe imaginar el grado de veracidad de las cuentas que presentaban los responsables de la entidad.

Los altos directivos de Cajastur, Liberbank y Unicaja liquidaron la Obra Social y Cultural, cerraron los centros de pensionistas, vendieron edificios emblemáticos, promovieron ERES fraudulentos y violaron reiteradamente los derechos de los trabajadores mientras se adjudicaban salarios e indemnizaciones inmorales, se aliaron con fondos buitre con residencia en paraísos fiscales para especular con el saqueo de Cajastur sin que nunca hayan asumido ninguna responsabilidad por esta trayectoria desastrosa para Asturias y extremadamente provechosa para ellos.

Desde la CSI de Unicaja hemos presentado ante la Fiscalía de Asturias una denuncia en la que aportamos datos suficientes para que se investigue el paradero de este patrimonio artístico acumulado por Caja de Ahorros de Asturias durante más de cien años de su existencia.

Esperemos que la Fiscalía, por una vez (y que sirva de precedente), cumpla con su obligación.


Que no nos llamen ilusos por tener una ilusión.

En todo caso, como hicimos siempre, incluso cuando muchos callaban por aquello de que es de mala educación hablar con la boca llena y otros muchos se rompían las manos aplaudiendo a los Golfos Apandadores, seguimos en la pelea.

02 de febrero de 2024

22 enero 2024

Extrañas excedencias y extrañas reincorporaciones

 

Extrañas excedencias y extrañas reincorporaciones

Después de haber pasado por diferentes ERES fraudulentos desde 2013 en los que, por parte de los directivos que los promovían, se mantenía, una y otra vez, que sobrábamos trabajadores (los únicos necesarios eran ellos) nos encontramos con la (relativa) sorpresa de que, hace escasas fechas, se ha producido la reincorporación (o la nueva contratación, en su caso) en los Servicios Centrales de Asturias de una persona muy cercana a la antigua dirección que hace años había dejado de prestar servicios en la entidad de manera voluntaria.

Teniendo en cuenta que durante todos estos años se han denegado las reincorporaciones a trabajadores con excedencia voluntaria que lo solicitaron en tiempo y forma, alegando que no existían puestos de trabajo vacantes, cabe preguntarse por qué se produce esta reincorporación (o esta nueva contratación) que supone un agravio comparativo respecto a dichos compañeros.

Y también cabe preguntarse si, en el colmo de la desfachatez, los mismos personajes que violaron de manera reiterada los derechos laborales de los trabajadores se encargaron de suscribir acuerdos para dejar atechados a los suyos en caso de que necesitasen volver a la entidad como paso previo a la jubilación.

Ya para nota, sería conveniente aclarar si esta reincorporación (o nueva contratación) lleva consigo la aplicación de la estructura salarial de Unicaja, lo cual supondría otra discriminación ya no solamente respecto a los compañeros a los que se negó la vuelta a la entidad después de una excedencia voluntaria sino también respecto a todos los trabajadores que, después del Acuerdo de No Homologación Salarial, siguen padeciendo los efectos de la podredumbre del Menendismo.

A la espera de que se aclaren estos asuntos, a seguir en la pelea.

22 de enero de 2024