15 junio 2022

Cínicos y mentirosos

 Por si había alguna duda sobre el nivel de cinismo de estos personajes.

13 junio 2022

“Nefasta gestión, Dirección dimisión”

 “Nefasta gestión, Dirección dimisión”

Sí, sí, ya sabemos que el pareado reivindicativo no es precisamente una de las cumbres de la poesía contemporánea.

Pero no es fácil componerlos: han de ser breves, combativos y, ya para nota, con rima. 

Podríamos utilizar a los clásicos.

A Neruda: “Me irrita cuando mandas, porque estás como ausente (cuando hay problemas)”

A Bécquer: “¿Qué es un directivo inmoral me preguntas mientras sigues presionando sin cambiar de actitud? Un directivo inmoral eres tú”

A Roque Dalton, poeta popular salvadoreño: “Así en la alta dirección de la banca como en el Gólgota: ganaron los ladrones dos a uno”

Pero cuando hay que gritar estos slogans, hay que comprimir en pocas palabras lo que pasa y lo queremos que pase.

Por eso decimos: “Nefasta gestión, Dirección dimisión”

Y con la pancarta sobre Unicaja, creemos que se entiende bastante bien nuestra intención.

En todo caso, a seguir en la pelea.

Por la cuenta que nos trae a todos.

13 de junio de 2022

 

 

 



08 junio 2022

Concentración de protesta por la situación de las oficinas

El Comité de Oficinas de Unicaja en Asturias (donde estamos representados todos los sindicatos) convoca una  concentración el lunes próximo, 13 de junio a las 18,30 en la Plaza de la  Escandalera para protestar por la situación de las oficinas.

Es necesario denunciar publicamente todo lo que estamos padeciendo en las oficinas y señalar claramente a los culpables de esta intolerable situación: una dirección que, de nuevo, nos hace pagar su incapacidad y su manifiesta mala fe a los trabajadores.

Animamos a todos los compañeros a difundir esta convocatoria y a participar en esta concentración.

Ahí estaremos.

8 de junio de 2022

06 junio 2022

No son errores, es mala fe de la dirección

 No son errores, es mala fe de la dirección

La dirección sabía de sobra el resultado negativo de las pruebas de la integración informática.

La dirección sabía de sobra que poner en marcha esta integración defectuosa en las fechas del cobro de las pensiones añadiría mucha más presión a las oficinas por la modificación del modelo de abono de las mismas.

La dirección sabía de sobra que abordar este cambio paralelamente al cierre de oficinas acumularía en las que permanecen abiertas un volumen de clientes presenciales y un volumen de trabajo que nos pondría a los trabajadores al borde del colapso. 

La dirección sabía de sobra que, incluso aunque todo funcionase bien (cosa que, evidentemente, no está sucediendo), los procesos administrativos existentes en Unicaja no pueden llevarse a cabo con la dotación de personal de las oficinas de Liberbank.

La dirección sabía de sobra que el cúmulo de incidencias derivadas de esta chapuza generaría una situación imposible de gestionar razonablemente.

La dirección sabía de sobra que los errores del sistema informático nos trasladarían a las oficinas las quejas y las protestas de los clientes y que seríamos los trabajadores, una vez más, los que tendríamos que soportar diariamente duras situaciones de confrontación mientras esa misma dirección se esconde en sus despachos y, lejos de dar la cara y tomar medidas para resolver este sindiós, se permite la desfachatez de redoblar la presión para el cumplimiento a como dé lugar de sus objetivos comerciales.

A pesar de todo esto, la dirección sigue mintiendo, negando la evidencia y reconociendo solamente “algunas incidencias” (sic) que, además, según ellos, ya han sido resueltas en tiempo y forma. 

Si no tuviéramos la amarga experiencia de haber padecido durante años el nefasto modelo de gestión del actual consejero delegado de Unicaja tanto en Cajastur como en Liberbank, podríamos preguntarnos por qué, sabiendo todo eso, la dirección no tomó ni está tomando medidas para resolver una situación que amenaza con reventarnos a los trabajadores.

Lamentablemente, nosotros sabemos de sobra por qué.

Porque a la dirección le importa un bledo lo que nos pase a los trabajadores.

Más bien al contrario, cuanto peor para nosotros, mejor para ellos.

Porque su única ambición es soldar las posaderas a esos sillones tan bien remunerados (ya se encargan ellos de autosubirse el sueldo un 25%, como en el caso del referido Consejero Delegado de Unicaja) a los que llegaron arruinando las cajas de ahorros de las que procedemos y seguir adelante con sus planes y sus compromisos con sus socios del mundo de los fondos buitre.

Porque saben que, a pesar de haber demostrado que entidad que dirigen, entidad que arruinan, las complicidades políticas, sindicales y mediáticas (bien pagadas con dinero ajeno todas ellas) les permiten seguir escalando en ese mundo absurdo donde el trabajo honrado es una mercancía cada vez más devaluada y la falta de escrúpulos es un bien en alza.  

Repetimos, porque la situación, lejos de mejorar, continúa empeorando, lo que dijimos en los primeros días de este nuevo Via Crucis que estamos padeciendo:

Estos amargos días nos han confirmado la idea de que, lamentablemente, hemos heredado lo peor de ambos mundos: la pútrida política de relaciones laborales de Liberbank y el sistema informático, muy manifiestamente mejorable (por decirlo suavemente), de Unicaja. 

En todo caso, insistimos: Lo fundamental consiste en que tengamos claro que nuestra salud es lo primero.

Ante cualquier ataque de ansiedad o situaciones parecidas, debemos acudir a la Mutua o, en su caso, al servicio de urgencias de la Seguridad Social.

En caso de duda sobre estos temas, ponte en contacto con cualquiera de nuestros delegados.

Y piensa que esta gentuza sin escrúpulos que presiona y amenaza no merece vernos reventar.

A seguir en la pelea.

06 de junio de 2022

 

25 mayo 2022

“Las incidencias finalizaron ayer al mediodía”

“Las incidencias finalizaron ayer al mediodía”

La dirección remite a la prensa su muy particular versión de las consecuencias de la situación generada por la integración informática de Liberbank en Unicaja.

Mienten, como es habitual.

Y, al afirmar, muy sueltos de cuerpo, que las incidencias finalizaron ayer martes al mediodía nos señalan claramente a los trabajadores como responsables de lo que está pasando.

Tal vez por eso siguen presionando para que acudamos a recibir formación, en un intento de paliar nuestra ignorancia que, al parecer, es la responsable de este sindiós.

Y por si lo que falla es nuestra gana de trabajar, para eso están los jefecillos que no saben ni como se actualiza una libreta (ni antes ni ahora), pero no aflojan en su permanente estrategia de presión para que se cumplan sus objetivos comerciales por encima de cualquier otra tarea.

Estos amargos días nos han confirmado la idea de que, lamentablemente, hemos heredado lo peor de ambos mundos: la pútrida política de relaciones laborales de Liberbank y el sistema informático, muy manifiestamente mejorable (por decirlo educadamente), de Unicaja.

En todo caso, insistimos: Lo fundamental consiste en que tengamos claro que nuestra salud es lo primero.

Ante cualquier ataque de ansiedad o situaciones parecidas, debemos acudir a la Mutua o, en su caso, al servicio de urgencias de la Seguridad Social.

En caso de duda sobre estos temas, ponte en contacto con cualquiera de nuestros delegados.

Y piensa que esta gentuza sin escrúpulos que presiona y amenaza no merece vernos reventar.

A seguir en la pelea.

25 de mayo de 2022